MIRADA.

El tiempo que te doy

Por Alejandrina Cuquejo // Diez episodios en los que cada vez se aleja más del pasado y se vive más el presente.
domingo, 5 de diciembre de 2021 · 00:02

El tiempo que te doy es una miniserie española de 2021 con un formato muy original. Trata de una ruptura de una relación amorosa en particular y de los duelos en general.

Cada capítulo destina un tiempo de la vida actual de Lina (protagonizada por Nadia de Santiago) y otro para el recuerdo de su vida con Nico (Álvaro Cervantes) a quien sigue extrañando, pero, en cada secuencia, un poco menos. Son diez episodios de once minutos de duración cada uno, el primero destina diez minutos al recuerdo y uno al presente, a medida que transcurren los distintos momentos, va subiendo la cantidad de minutos al presente y disminuyendo los del pasado, hasta que finalmente son diez minutos de presente y uno de recuerdo. Las memorias siempre se relacionan con diferentes momentos vividos por la pareja, de encuentros y desencuentros.

De esta manera, va mostrando el proceso de duelo, con la inevitabilidad del dolor, pero también con la superación, poco a poco el recuerdo deja de ser penoso para convertirse en la posibilidad de rememorar amablemente lo vivido en compañía de aquella persona que ya no está. La trama se centra en este proceso de superación de Lina después de la ruptura con su novio más que en la causa de la separación.

Los autores son Nadia de Santiago, quien también es la actriz protagonista, Inés Pintor y Pablo Santidrián. Ellos han sabido reflejar inteligentemente el proceso de la pérdida de un ser querido, no solamente en el rompimiento amoroso, que es lo central en esta historia, sino también en lo irreparable, como la muerte de la madre de Lina y del padre de Nico.

Si bien el tema es recurrente en el cine y en la televisión, la originalidad aquí está en el formato y en la idea del tiempo mental que le dedica cada persona a rememorar los momentos vividos con aquel que ya no está, independientemente de lo que motive dicha separación. Es una historia emotiva, con una fórmula simple, pero profunda, para el tránsito de un duelo. No es una típica película romántica de amor-desamor, la centralidad de la trama está en el cómo seguir viviendo con la ausencia de un ser querido, como sobreponerse a la pérdida y no como obtener el amor eterno. Es una serie contextualizada a la época actual, tanto en la forma como en el contenido.

Puede verse como una película de dos horas de duración o como una serie en pequeñas secuencias, de todas las maneras, el guion es amable y engancha a seguir hasta el final. Está en Netflix.

Galería de fotos

33%
Satisfacción
33%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios