polémico arbitraje de Fernando Espinoza

De primera: Instituto empató y logró el ascenso luego de 16 años

domingo, 20 de noviembre de 2022 · 11:42

(Sumario Noticias) En Alta Córdoba y con un polémico arbitraje de Fernando Espinoza, Instituto Atlético Central Córdoba empató la final de vuelta del reducido frente a Estudiantes de Caseros y logró el segundo y tan ansiado ascenso a la máxima categoría del fútbol argentino.

El encuentro comenzó con un juego áspero en el mediocampo, en el que Estudiantes evidenció las falencias defensivas de Instituto con una salida rápida por los costados y poniendo mano a mano a sus delanteros con los defensores locales. Ganando terreno sobre campo rival, el conjunto de Caceros se puso rápidamente en ventaja con el cabezazo certero de Juan Randazzo, que el arquero glorioso, Jorge Carranza, no pudo contener.

Si bien el gol hizo reaccionar a Instituto y tener la pelota en campo rival, el equipo cordobés no pudo encontrar el empate en el primer tiempo. Tuvo varias situaciones, un buen desborde de Claudio Pombo que atajó el arquero Bruera, un remate por arriba del travesaño del delantero Cuchi y otro del mismo Pombo luego de una gran jugada individual.

Pero ese primer tiempo no solo tuvo el uno a cero parcial, sino que el árbitro del encuentro, Fernando Espinoza, tuvo decisiones que perjudicaron al conjunto visitante e increpó a los jugadores de Estudiantes en reiteradas jugadas. Tal es el caso de la expulsión del entrenador Walter Otta, y del marcador Lautaro Luznig, dos casos en los que se pudo ver a Espinoza a los gritos con el banco de suplentes de los de Caseros y hacia el jugador que le sacó la roja.

En el segundo tiempo, Instituto lo salió a buscar y puso en cancha al delantero Mazzola, que le dio claridad a los ataques. Los minutos pasaban y tras un gran centro de Pombo, el defensor Fernando Alarcón conectó un cabezazo que se metió pegado al palo izquierdo de Bruera, que nada pudo hacer. La repetición de la jugada por la televisión mostró la posición adelantada del defensor glorioso, pero el juez de línea salió corriendo hacia el centro del campo y fue el empate, que sería definitivo. En ese momento, los fuegos artificiales se apoderaron del estadio Monumental de Alta Córdoba, luces rojas iluminaron el barrio y llenaron de humo el campo de juego, por lo que el encuentro estuvo detenido algunos minutos.

Luego del empate, y con un partido de ida y vuelta, otra vez las polémicas decisiones de Espinoza tensionaron el partido cuando expulsó al jugador de Estudiantes Elías Alderete. En las imágenes se puede ver a Alderete protestando por una jugada en el lateral, por lo que el árbitro le mostró la amarilla, inmediatamente, el jugador amonestado se retira de la escena pero Espinoza lo busca nuevamente y le muestra la roja. A 15 minutos del final, Estudiantes de Caseros se quedaba con nueve jugadores.

El partido siguió siendo de ida y vuelta pese a los dos jugadores menos que tenía el conjunto visitante, que tuvo la victoria en un descuido defensivo de Instituto. Por su parte, el equipo local tuvo varias ocasiones de gol en los pies del joven delantero De Larrosa, quien había ingresado por el lesionado Mazzola.

Fue empate, uno a uno en el global, y con la ventaja deportiva por haber terminado segundo en el torneo anual, Instituto Atlético Central Córdoba ascendió a la máxima categoría del fútbol argentino luego de 16 años.

Comentarios