El desafío de la austeridad

sábado, 1 de febrero de 2020 · 00:00

Con una grilla de artistas de renombre, 2019 fue el año del último Encuentro Anual de Colectividades de la gestión de Facundo Torres Lima. Con las principales rutas de la Provincia mostrando gigantografías anunciando “Alta Gracia, tierra de festivales” y luciendo el rostro del actual Ministro de Gobierno, las últimas colectividades de su gestión fueron sin duda vidriera y trampolín. La noche de la actuación de Luciano Pereyra, incluso se pudo ver a los por entonces Intendente y Secretario de Gobierno con la misma ropa: “Nos vestimos igual y nuestras gestiones también van a ser iguales” bromeó en ese momento Facundo Torres Lima.
A casi un año de aquel chiste, Marcos Torres Lima demostró que los dichos de su hermano en aquella ocasión no serían tan literales. Opuesto al glamor de la trigésimosegunda edición, la del 2020 se caracteriza por la austeridad. Desde septiembre de 2019, a semanas de las elecciones que lo erigirían como intendente, Marcos Torres Lima planteó una clara diferencia en la concepción de la fiesta: “Es una de las cosas que siempre he discutido un poco con el Intendente actual y con el anterior, que creo que Colectividades tiene que ser una fiesta para que vaya la familia de Alta Gracia. Y si eso implica no gastar millones en artistas, no los gastaremos. Pero yo quiero que la gente de Alta Gracia tenga la posibilidad de ir a dar una vuelta, a comer con los hijos y que no sea solamente para gastar fortunas o para gente que venga especialmente a ver un artista”. La austeridad es el sello de esta edición que solo mantendrá a Abel Pintos entre los artistas más reconocidos, no contará con plateas y la entrada tendrá un valor general para el espectáculo o la recorrida al predio. Además, de ocho noches, la fiesta se redujo a cinco.

A apagar incendios
La ruptura con el estilo de la gestión de Facundo Torres Lima plantea el primer desafío para el actual jefe de gobierno local. Los cambios en la fiesta ya tuvieron algunas críticas y desde la Comisión Organizadora buscaron la manera de apagar rápidamente los pequeños focos de incendio. El 22 de enero, en las redes oficiales del Encuentro de Colectividades Alta Gracia publicaron un mapa ofreciendo las últimas tribunas para quienes quisieran ver los espectáculos sentados. La mayoría de los comentarios a ese posteo fueron críticas de quienes creyendo que se trataban de plateas como en todas las ediciones, habían comprado boletos para las tribunas y consideraban que estaban muy lejos del escenario. Inmediatamente, para llevar tranquilidad a quienes quieran asistir a la fiesta, el presidente de la Comisión Organizadora, Daniel González, explicó que al momento de comprar, los espectadores: "Tenían el mapa. Podían hacer click en ver mapa o comprar directamente. Desde el principio, aclaramos que este año iba a haber tribunas y no plateas. Para que funcionen como tales, las tribunas deben estar en un lateral y algo apartadas del escenario". Además, agregó que: "Si alguien compró tribuna y no la quiere, puede cambiarla o devolverla. Tienen que comunicarse con Al Pogo, yo hablé con ellos y me dijeron que van a aceptar devoluciones o cambios, por entrada general si lo prefiere el cliente". Tras esas declaraciones de González a Sumario Noticias, el mismo perfil de la empresa Al Pogo respondió individualmente los comentarios con críticas indicando el proceso que debían realizar para cambiar o devolver las entradas. Si bien el espacio de tribunas es mucho más reducido que el que se destinaba a plateas, a una semana de la noche en la que actuará Abel Pintos, el popular artista aún no ha agotado las ubicaciones.


Otro foco de críticas hacia la organización fue el modo en el que se realizó el sorteo de los números de aquellas personas que se habían inscripto para trabajar en el Encuentro. La actividad se llevó a cabo el pasado viernes 24 de enero a las 17:00, una tarde de calor sofocante y el Polideportivo estuvo colmado de asistentes. Más allá de que se anunció que no era necesaria la presencia en el momento del sorteo y que los números elegidos serían publicados, la necesidad empujó a muchos altagracienses a presentarse y cruzar los dedos esperando tener suerte. Con un bolillero y frente a una escribana, comenzaron a sortear primero las unidades de mil, luego las centenas, las decenas y finalmente las unidades. El proceso demoraba alrededor de un minuto por número sorteado… en total, el sorteo llevó más de tres horas. Frente a las críticas por la demora, González volvió a justificar a la organización: “Es la forma más transparente de hacerlo. De cualquier otra manera, ya fuere televisado, por lotería o la que sea, la gente podría tener dudas. Esto es lo más confiable” destacó el presidente de la Comisión Organizadora. 

Menos competencia
En la edición del año pasado, hubo una disminución de la cantidad de carpas, apuntando a que de esa manera les resultara redituable a todas las colectividades. La propuesta buscó que, a menor competencia, mayor sería la rentabilidad para cada una de las instituciones o empresas que participaran. En total, se presentaron 17 países, siete menos que en 2018. Es la misma cantidad que se instalarán en el 33 Encuentro de Colectividades, del que participarán Alemania, Árabes Musulmanes, Argentina, Armenia, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, Irak, Italia, México,        Paraguay, Perú, Polonia, Sudáfrica, Turquía y Venezuela.

Espacios culturales
Además de las carpas gastronómicas, tal como se realizó el año pasado, esta vez habrá puestos culturales con elementos de la historia y la idiosincrasia de cada región. De esta propuesta participarán Bolivia, Bulgaria, Lituania, Japón, Países Árabes, República Checa, Eslovaquia, Siria y Líbano, Haití, Montenegro y Árabes Musulmanes.
 

33%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
66%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

POLOS PRODUCTORES, PRECIOS EN PUERTA y COMUNA DIVIDIDA - 7x7 24 de enero - Sumario Noticias