HILDA ZAGAGLIA

Hacer visible lo invisible

Un recorrido por la vida de la artista plástica. Sus inicios, inclinaciones, conceptos e ideas para el futuro de la “nueva normalidad”.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 17:01

En su bicicleta de ruedas macizas, una niña de cinco años atraviesa a toda velocidad los campos de los tambos, en las afueras de Alta Gracia. Cruza de norte a sur, por el oeste del camino de los lecheros, pasa por el Sierras Hotel y toma cuesta abajo para bordear el tajamar. Enfundada en su guardapolvo almidonado, Hilda Zagaglia llega a la escuela Manuel Solares. Por entonces, aquella niña sólo podría imaginar a la mujer en la que se convertiría años después: una reconocida artista plástica de la ciudad, una vecina involucrada con el devenir de Alta Gracia, una ganadora de premios a nivel internacional, una madre de dos hijos. “Nací en Alta Gracia pero vivíamos en el campo. Nací acá, porque se venía a nacer acá. Mi abuela era Moreschi, y todos los Moreschi tenían campos en la zona del camino de los lecheros. Yo vivía en el último campo, con mi familia que se dedicaba a trabajar la tierra”.

El artículo completo forma parte de nuestra edición impresa Nº 928.

 

Recibí en tu casa la edición impresa de Sumario,

junto a muchos beneficios más.

 

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios