La nota del día

Una fiesta que aún no encuentra su identidad

Por Julia Conalbi.
sábado, 9 de octubre de 2021 · 00:00

¿Qué es el Encuentro Anual de Colectividades? La pregunta puede sonar a un absurdo en Alta Gracia. Sin embargo, a la hora de definirla, entran en conflicto distintas ideas y posturas. La fiesta surgió en 1987 y se consolidó durante el menemismo. Una de las principales disyuntivas que la atraviesan todos los años es el de lógica neoliberal de las pérdidas y ganancias. Año a año, el Concejo Deliberante analiza el balance del festival y debate acerca del gasto que ha implicado o los beneficios que trajo la fiesta.

Apenas comenzaba el siglo 21 cuando se implementó el cobro de entrada para el predio del tajamar. En aquel momento, el precio propuesto fue de un peso. En la economía de la época, era un valor sumamente accesible. Nadie dejó de ir a Colectividades porque hubiera que pagar ese precio. Sin embargo, como todo en el país, el peso para ingresar a la fiesta fue subiendo. En 2019, las entradas rondaban los 500 pesos (dependiendo la anticipación con la que se las adquiriera y el artista que subiera al Milo Morcillo cada noche). Para una familia tipo, implicaba un gasto de 2000 pesos sin comer ni tomar nada. 

Paulatinamente, con la suba del precio de las entradas y los valores de lo que ofrecían las distintas carpas, surgió un nuevo debate en torno a la fiesta: ¿Para quién se realiza Colectividades? La discusión se centró en torno a un festival que compitiera con los principales de la provincia y atrajera numerosos turistas o una celebración que acercara la cultura de distintos lugares del mundo a los altagracienses.

Las gestiones de los últimos intendentes mostraron una fiesta que transitó entre el glamour de presencias internacionales como Ricardo Montaner; el triunfo asegurado de artistas de renombre como Abel Pintos y una propuesta que apuntó a una "fiesta popular", sin plateas, pero sin descuidar a algunos de los músicos más convocantes del encuentro.

Luego de que la pandemia obligara a suspender el Encuentro de Colectividades 2021, llegó la primavera y el debate volvió a florecer. En lo que será una edición especial debido a los protocolos, Marcos Torres Lima promete otra fiesta popular, con artistas de menor renombre que los habituales. "Quien quiere sentarse a ver un músico y pagar una entrada, tiene el Cine Teatro Monumental Sierras todo el año" asegura el Intendente. "Colectividades tiene que ser una fiesta para la familia" agrega. En ese sentido, se muestra en coincidencia con el planteo de Amalia Vagni, que el pasado miércoles sostuvo en el Concejo Deliberante la necesidad de recuperar el verdadero espíritu de la fiesta, tal como era en sus orígenes y dejar de pensar en gastar millones en artistas.

Este mismo año, el Día del Inmigrante se realizó un homenaje y encuentro entre quienes provienen de distintos países. La invitación señalaba: "Se trata de una convocatoria  cultural, porque creemos que en la ciudad donde su fiesta principal es de colectividades, el reconocimiento a quienes eligieron esta tierra para habitarla y hacerla crecer es importante y significativo para todos". A la sombra de una fiesta que dejó de ser la celebración de las personas que vienen de distintos lugares del mundo, surgió un nuevo evento que parece estar en sintonía con lo que fueron los primeros encuentros de Colectividades. 

El debate está lejos de ser saldado. En 2022, se realizará el 34 Encuentro Anual de Colectividades, una fiesta que atravesó más de tres décadas sin poder encontrar su propia identidad.

66%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios