LA NOTA DEL DOMINGO

El silencio de los padres

Por Jorge Conalbi Anzorena
domingo, 6 de noviembre de 2022 · 00:00

Se tomó su tiempo la dirigencia opositora antes de cargar contra los obscenos privilegios que desnudó Alejandra Bengoa, ofrendando involuntariamente su vida, cuando la muerte la embistió frontalmente vestida de poder absoluto.

La más básica lógica política hacía prever que -en la semana en que el oficialismo presentaba su candidato para los comicios del año que viene- la tragedia se convertiría en arma de campaña de sus rivales... no fue así. Sólo unos pocos referentes, cuando ya había transcurrido casi una semana, incorporaron el tema en su agenda política.

Alejandra Bengoa, docente. 56 años. Falleció el 29 de octubre en la ruta de las Altas Cumbres, en un accidente automovilístico protagonizado por el legislador Oscar González.

Cuatro días después de la tragedia, en silencio y sin discursos, una abrumadora mayoría de los representantes del pueblo aprobó el pedido de licencia que Oscar González presentó en la Unicameral de Córdoba. Sólo las dos legisladoras de la izquierda, Luciana Echeverría  (MST – Nueva Izquierda) y Noelia Agüero  (Izquierda Socialista – FIT Unidad), se opusieron.

Los silencios cómplices nacieron en el reparto de privilegios de los que se apropia la autodenominada "clase política". A la sorpresa que causa saber que González se movilizaba en un auto de alta gama judicializado, le siguió que en realidad tenía cuatro asignados a su "custodia". Y también, que el poder había derramado privilegios entre propios y "ajenos".

Ellos son:

Orlando Arduh (Juntos Por El Cambio): 60 años. Fue electo legislador en la lista "sábana" (no como representante de su departamento) en 2019. Nunca completó el formulario en línea que la Legislatura ofrece para "dar a conocer" a sus miembros. 

El jueves pasado, en una entrevista en Juntos a la Par (Siempre Radio 93·3 FM, lunes a viernes de 9 a 13), Leandro Morer se refirió al "daño (que) le hace estar 25 años en el poder a un mismo grupo de personas y que llegan a creerse impunes".

En 2019, Arduh fue Jefe de Campaña de Alta Gracia Crece, que llevó como candidato a Intendente de Alta Gracia, justamente  a Leandro Morer.

Arduh ocupa una banca en la Unicameral desde 2011.

Tiene asignado un Citroën C4 desde octubre de 2019 (patente NTJ299)

Dardo Iturria (Hacemos Por Córdoba): 61 años. De Ordoñez, Departamento Unión. Tiene mandato hasta 2023. Fue Secretario de Inclusión Social  en el Ministerio de Desarrollo Social, entre 2011 y 2015. En 1999 fue electo Intendente de Ordoñez, cargo que ocupó hasta 2011.

Ocupa una banca en la Legislatura desde 2012

Tiene autorizado para su uso una camioneta Toyota SW4 SRV desde diciembre de 2016 (patente NNG378).

Miguel Majul (Hacemos Por Córdoba): 65 años. Fue electo legislador en la lista "sábana" (no como representante de su departamento) en 2019. Nunca completó el formulario en línea que la Legislatura ofrece para "dar a conocer" a sus miembros. Se auto presenta como "el legislador del campo".

Tiene asignada una Jeep Renegado desde julio de 2021 (patente AE010YW).

Juan Jure (Juntos UCR): 54 años. De Río Cuarto. Fue electo legislador en la lista "sábana" (no como representante de su departamento) en 2019. Nunca completó el formulario en línea que la Legislatura ofrece para "dar a conocer" a sus miembros. Fue concejal e Intendente de Río Cuarto entre 2008 y 2016.

Ocupa una banca en la Unicameral desde 2019.

Tiene asignada una Nissan Sentra desde abril de este año (patente NHO639).

Darío Capitani (PRO): 49 años. Fue electo legislador en la lista "sábana"  2019. Dirigente político de la ciudad de Villa María, actual Vicepresidente del Bloque Juntos por el Cambio. Integra las Comisiones de trabajo de Labor Parlamentaria; Servicio Públicos; Prevención a las Adicciones, entre otras. Fue concejal en Villa María y está anotado como posible candidato a Intendente el año próximo.

Ocupa una banca en la Legislatura desde 2015.

Tiene asignado un Audi A4 desde abril de 2022 (patente LTN 619)

 

Padres de la antipolítica

El término "casta" -que Javier Milei le roba a la izquierda junto a la definición de "libertario" nacida con el anarquismo- surge de las sociedades estratificadas en clases sociales, determinadas por linaje de nacimiento, con determinados roles, accesos y restricciones en la sociedad. Privilegios para unos, inaccesibles y prohibidos para otros.

El año próximo, se cumplirán cuatro décadas desde la recuperación institucional en 1983. Y desde entonces, nunca el sentido democrático ha estado tan amenazado como en la actualidad.

Montada en la indignación social generalizada que producen los "políticos de carrrera", la proliferación de discursos de odio y el resurgimiento de la violencia política desde grupos de ultraderecha, jaquea valores esenciales para la convivencia y promete el imperio de la barbarie.

El "Caso Oscar González" expuso como pocos la burla descarada al conjunto de la sociedad y nutre mejor que cualquier alimento el crecimiento de la antipolítica.

Comentarios