Sociedad

Las farmacias cordobesas venderán cannabis medicinal

El proyecto de ley, impulsado por el vicepresidente de la Unicameral, Daniel Passerini sería aprobado antes de fin de año.
lunes, 9 de octubre de 2017 · 17:03

El legislador Daniel Passerini, vicepresidente de la Unicameral perteneciente al bloque de Unión por Córdoba, presentó la semana pasada un proyecto de ley que regula la actividad farmacéutica y le da el marco legal a la venta de cannabis medicinal en las farmacias de la provincia de Córdoba.

El proyecto, que se convertirá en ley antes de fin de año, de acuerdo a los tiempos que maneja dentro del oficialismo, define como uno de los "productos sanitarios” a las "hierbas medicinales procesadas, enteras o sus partes activas”.

"La ley nacional hoy regula que la producción de esta hierba medicinal (por el cannabis) sólo pueden hacerla los laboratorios que autoricen estas entidades, como por ejemplo el (Laboratorio) de Hemoderivados, pero el día de mañana no sería descabellado que una farmacia pueda preparar un aceite de cannabis, hoy no”, aseguró el legislador Passerini a La Nueva Mañana.

La normativa nacional 27350 estipula que la producción pública de cannabis en todas sus variedades y su eventual industrialización en cantidades suficientes para su uso exclusivamente medicinal, terapéutico y de investigación, se realizará a través de los laboratorios de producción pública de medicamentos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap).

La Facultad de Ciencias Exactas y el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) desarrollaron, en el marco de la legislación nacional, un proyecto para construir una planta para extraer aceite de cannabis medicinal y abastecer al mercado nacional.

Existen hoy miles de pacientes que compran el aceite de cannabis en laboratorios y consultorios que funcionan ilegalmente ya que no existen controles oficiales sobre la calidad del producto final. La supervisión en la elaboración del aceite de marihuana es fundamental porque de acuerdo a la patología que se deba tratar debe tener una conformación determinada de sus componentes activos, más o menos THC, por ejemplo.

Cuando se convierta en ley, el proyecto de Passerini dejará habilitada la regulación de la elaboración y comercialización en farmacias del cannabis medicinal, y otros derivados de la planta de marihuana tal cual como sucedió en Uruguay. Primero el Estado se puso a producir, y meses después, llegó a las farmacias.

Así, deja regulada toda actividad de selección, adquisición, distribución, comercialización, fraccionamiento, envasado, recepción, guarda, esterilización, control de calidad o toda clase o tipo de gestión del aceite de cannabis medicinal al igual que la de los medicamentos.

"Es adecuar el marco normativo que tiene el ejercicio de la profesión a los términos de la modernidad y aparte una forma de proteger la profesionalidad y el trabajo de los cordobeses”, argumentó Passerini en el contexto de darle además un marco legal, tanto al pequeño emprendedor que pone un farmacia como para las grandes cadenas, uno de los vacios legales existentes en la provincia.

Entre las principales modificaciones establece además que las farmacias son las únicas autorizadas a dispensar y comercializar "medicamentos y otros productos sanitarios”, aún en el caso de aquellos denominados como "venta libre” y delega a la Dirección de jurisdicción de Farmacias del Ministerio de Salud como autoridad de aplicación, la reglamentación de su venta por internet.

Asimismo establece que se considerará "ejercicio ilegal de la farmacia” las ventas que no se efectúen "exclusivamente en farmacias habilitadas” de recetas, fórmulas de medicamentos que no están comercializados por la industria farmacéutica (fórmulas magistrales), medicamentos que se preparan siguiendo un recetario (fórmula oficinal), de drogas y de productos sanitarios.

En el caso de las farmacias que manufacturen medicamentos, los remite a los requisitos establecidos en la Resolución Ministerial 1326 del año 2010, una "Guía de buenas prácticas de la actividad farmacéutica” en donde se fijan las pautas generales para la fabricación y comercialización en pequeña escala de productos elaborados en el laboratorio de una farmacia o en el de una droguería. Esta guía fue confeccionada por el Colegio de Farmacéuticos y el Ministerio de Salud de la Provincia, a cargo, en ese entonces, del Dr. Oscar Félix González.

Para darle una mayor claridad al proceso que nos abocamos, la norma establece que la Provincia promoverá la instalación de farmacias en zonas donde sea un problema encontrar una, para "garantizar el acceso al medicamento a todos los habitantes”.

En el caso de las herboristerías, se les prohibirá todo proceso que implique manipular una "hierba medicinal” como su elaboración, fraccionamiento, envasado y esterilización, pero sí se les permitirá su comercialización siempre que sean provistas por un laboratorio habilitado a través del Ministerio de Salud.

También especifica que los laboratorios privados no podrán elaborar productos o efectuar actividades relacionadas con las hierbas medicinales y que las distribuidoras tampoco podrán realizar operaciones con estos productos, quedando bajo la órbita estatal el proceso completo de elaboración y distribución de aceites cannábicos medicinales.

El texto presentado lleva también la firma de la legisladora Liliana Montero del bloque Córdoba Podemos, coautora del proyecto, dándole a la iniciativa una mayor fuerza parlamentaria para que se convierta en ley porque ya cuenta con el aval de un sector de la oposición.

Más de

Comentarios