La nota del día

De localidad de veraneo a ciudad dormitorio

Por Julia Conalbi.
lunes, 7 de febrero de 2022 · 00:00

La búsqueda de habitar la tranquilidad, la cercanía al río, la conexión con la naturaleza o simplemente huir de las grandes ciudades son algunos de los motivos que llevan a la expansión de las localidades que se encuentran a poca distancia de la la capital cordobesa. En los últimos años, luego del crecimiento exponencial ocurrido en las Sierras Chicas, quienes deseaban escapar del cemento buscaron nuevos horizontes. El Valle de Paravachasca comenzó a aumentar su población a grandes ritmos desde el inicio del siglo XXI. Mientras se espera el censo, las mejores mediciones son aquellas que provienen de la demanda de servicios públicos.

Los dos últimos años, las autoridades de la Cooperativa de Anisacate notaron un llamativo cambio. "Vemos un cambio de paradigma. Históricamente, nuestra mayor demanda siempre fue en diciembre, enero y febrero. Sin embargo, en los últimos dos años, las máximas se registraron en el invierno, en junio y julio" explicó a Sumario Noticias Carlos Ríos, presidente de la cooperativa. "Para nosotros, este dato no es menor. Nos obliga a hilar más fino. Vemos que la población se está volviendo local más que estacional. Por ejemplo, solíamos hacer trabajos de mantenimiento en invierno y ahora hay que hacerlos en otro momento" señaló.

La realidad de la cooperativa es compleja, ya que depende de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica de Córdoba (EPEC). Durante mucho tiempo, las autoridades lucharon para obtener un segundo transformador, que podría permitir abastecer a más conexiones y dividir los ramales de manera que un corte no implicara necesariamente la suspensión del servicio en todas las localidades a las que abastece. 

"Ahora tenemos un sector norte y uno sur. Este último es el de más demanda, y destinamos un transformador de 2,5 megas. En el sector norte, que le llamamos residencial, hay uno de 1,5. Pero la realidad es que ya no van a dar abasto. Tenemos que cambiarlos por máquinas más grandes o colocar un equipo mayor en la zona sur y el transformador de 2,5 en para el norte" indicó el ingeniero Alejandro Comoglio. "En la forma en la que crece la demanda, esto nos va a alcanzar para dos años más" agregó Ríos.

Carlos Ríos: Presidente de la Cooperativa de Anisacate.

La cooperativa toma la energía de Boca del Río, en José de la Quintana. Además, tiene la posibilidad de, en caso de urgencia, conectarse a la red de Alta Gracia. Sin embargo, esa alternativa se puede utilizar por pocas horas, ya que si no se saturaría el sistema a no alcanzar a cubrir la demanda. La subestación que se está construyendo en la Avenida Martín Miguel de Güemes y que implicará una inversión provincial de 100 millones de dólares permitirá abastecer a muchas localidades de la región. Sin embargo, en Anisacate también haría falta una subestación para atender a la localidad.

"En el próximo censo, vamos a tener más de 10.000 habitantes y pasaremos a ser ciudad seguramente" anticipó Ríos. Los estudios demográficos de la cooperativa indican un crecimiento de alrededor de un 12 por ciento anual. "La situación es similar a lo que sucedió hace años en Sierras Chicas. Ahí se habilitaron loteos y se urbanizó en medio de los cerros sin planificación. Hubo barrios sin agua, sin cloacas, con transformadores de emergencia. Tenemos que planificar acá para evitar que suceda eso. Es un problema en ciernes" concluyó Ríos.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios