Guerra: en los escenarios posibles no figura la paz

A punto de cumplirse el primer año de la guerra entre Rusia y Ucrania, la mayoría de los analistas son pesimistas en torno a la posibilidad de alcanzar la paz.

Opinión 22 de febrero de 2023 Por Camil StraschnoyTélam)
Guerra salida concierto Rusia 20230222
Salida de un concierto patriótico dedicado al próximo Día del Defensor de la Patria en el estadio Luzhni (Rusia)

(Télam) La posibilidad de un nuevo avance ruso en el este ucraniano al cumplirse el 24 de febrero el primer aniversario de la invasión y ante las mejores condiciones climáticas con la llegada de la primavera choca con el optimismo de Kiev de poder lanzar una contraofensiva que les permita seguir recuperando territorio al recibir el refuerzo militar enviado por Occidente, en lo que son los escenarios antagónicos que se prevén como más probables en el futuro inmediato del conflicto, de acuerdo a analistas consultados por Télam.

Dentro de un marco de incertidumbre, la chance de que las hostilidades se expandan más allá de Ucrania ante el mayor involucramiento de la OTAN sigue siendo un "miedo real", mientras que, por el contrario, no existen indicadores en el presente que permitan pensar en negociaciones de paz y el fin de la guerra.

Las negociaciones de paz y el fin de la guerra "no están a la vista"

Tras una serie de encuentros entre representantes de ambos países, una reunión de cancilleres en Turquía y contactos por videollamadas, las negociaciones de paz están rotas desde marzo. La denuncia de crímenes de guerra contra Rusia en Bucha, una localidad recapturada por Ucrania, y la sorpresiva visita a Kiev de quien era el premier británico, Boris Johnson, derivaron que desde entonces las conversaciones entren, en palabras del presidente ruso, Vladimir Putin, en un "callejón sin salida".

Tim Sweijs, director de investigación del Centro de Estudios Estratégicos de La Haya, enumeró a esta agencia las condiciones que deben cumplirse para reencauzarlas: "Solamente es probable que haya negociaciones una vez que las partes no crean que puedan tener éxito militar. Una vez que los costos se volvieron muy altos militarmente, económicamente y en términos humanitarios, cuando haya una enorme presión Interna y externa y una vez que piensen que si negocian un resultado, tendrán el compromiso de que se cumplirá".

Desde su mirada, esta situación todavía "no está a la vista" en la perspectiva de ambos bandos: "Rusia sufrió muchas pérdidas militares, casi la mitad de sus vehículos de combate, quizás 100.000 bajas, pero todavía tiene muchas armas y con su llamado a la movilización pudo entrenar más tropas. Existe la presión externa para que Putin detenga la guerra, pero no hay suficiente presión interna. Y Putin no confía en Occidente ni en Ucrania para cumplir con cualquier compromiso".

"Desde el lado ucraniano, todavía creen que pueden hacer retroceder a Rusia si consiguen suficientes armas. No hay presión interna para detener la guerra, sino para intensificar el esfuerzo bélico, y en el plano internacional también hay apoyo para que continúe la guerra. Tampoco cree que Rusia cumplirá con un eventual tratado y solamente puede confiar en una garantía de seguridad de ciertos países occidentales", agregó.

"Los costos humanitarios, económicos y militares para Ucrania son gigantescos. Es una tragedia humana, pero en la Segunda Guerra Mundial perdieron a entre el 12% y el 14% de toda su población y todavía no se llegó a ese punto. Así que también desde el punto de vista ucraniano, el final de la guerra aún no está a la vista y es muy probable que haya más combates antes de que alguno de estos parámetros cambie", completó el doctor en Estudios de Guerra.

En sintonía, la exdiplomática ucraniana Iuliia Osmolovska indicó a Télam que una negociación de paz durante este año es "casi 100% improbable" al afirmar que "dos partes están dispuestas a comprometerse en la resolución conjunta de problemas sólo cuando agotaron todas sus opciones unilaterales para cambiar el statu quo a su favor y, por el momento, Ucrania y Rusia no agotaron sus opciones unilaterales".

Citó sondeos que concluyeron que la gran mayoría de ucranianos cree que puede ganar la guerra y que no están dispuestos a ceder territorio en posibles conversaciones, lo que constituye "un argumento de peso para no considerar las negociaciones como una opción en este momento".

Expansión del conflicto y el inicio de una Tercera Guerra Mundial, un "miedo real que exige cautela".

La caída de un misil en Polonia que mató a dos personas, que luego se supo que no fue ruso, la denuncia reciente de Kiev de que un proyectil atravesó el espacio aéreo rumano y el sabotaje en los gasoductos Nord Stream en el Mar Báltico encendieron las alarmas de que el conflicto se expanda fuera de Ucrania, con un involucramiento más directo de la OTAN.

"La Tercera Guerra Mundial puede comenzar a propósito. Deliberadamente, alguien ataca a alguien y empezamos a dispararnos misiles unos a otros. Pero también puede ocurrir accidentalmente y sin querer. Ambos escenarios son posibles", manifestó Sweijs, quien dijo que "hay un miedo real" a que esto ocurra pero pidió "ser cauteloso".

El analista explicó que esta ampliación del conflicto puede desencadenarse desde un plano convencional, principalmente ante la mayor ayuda militar de Europa y Estados Unidos reclamada por el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, pero también desde el dominio híbrido: "Si Rusia lanza un ciberataque que afecte infraestructuras vitales en Occidente y estos países responden de la misma manera, se produce un efecto dominó".

La posibilidad de que la situación actual derive en una guerra convencional entre los países de la OTAN y Rusia, con los riesgos de una amenaza nuclear, es del 10% de acuerdo a un informe sobre posibles escenarios para este 2023 elaborado por Osmolovska, que dirige las oficinas en Kiev de la ONG Globsec, centrada en seguridad global y con sede central en Bratislava (Eslovaquia).

"Hay una escalada con el lanzamiento de misiles rusos contra infraestructuras críticas de Ucrania, pero hasta ahora vemos un enfoque muy cauteloso de Occidente con el envío de armas tras varios meses de vacilación, y la parte ucraniana también está decidida en destacar que no necesita sumar soldados de esos países para defender el territorio", respondió la exdiplomática al ser consultada por la posibilidad que se expanda el conflicto.

Más allá de esto, precisó que la situación es dinámica y puede agravarse hasta alcanzar ese escenario improbable: "En estos conflictos existe la ilusión de que se tiene todo bajo control y que se puede gestionar, pero en algún momento puede ocurrir un incidente que provoque algo inesperado".

Más combates a partir de la primavera y la ayuda militar de Occidente

Las tropas rusas avanzan lentamente en la línea del frente, especialmente en la provincia oriental de Donetsk, en la región del Donbass, donde desde hace semanas se libran batallas para hacerse del control de la localidad de Bajmut. Ante la llegada de la primavera tras el crudo invierno boreal se espera una ofensiva a gran escala, aunque existen miradas encontradas entre analistas sobre la capacidad militar y logística de llevarla a cabo.

En paralelo, en los próximos meses tienen que llegar al teatro de operaciones los tanques prometidos por Occidente, un pedido de Kiev que también reclama el envío de aviones de combate y misiles de largo alcance, con el objetivo de hacer retroceder aún más a los soldados enviados del Kremlin tras una exitosa contraofensiva que le permitió recapturar terreno.

"Mucho dependerá de esta ofensiva de primavera, el aspecto que tome y cómo se desarrolle. Uno puede imaginar que los tanques europeos llegarán tarde y Rusia planeara una ofensiva total con la posibilidad de avanzar. En este escenario, el apoyo a Ucrania crecería y habría otro empuje para enviar armas más potentes", aseguró Sweijs.

"Si ocurre lo contrario, y Ucrania tiene éxito y hace retroceder a Rusia, pero no totalmente, es decir, sin expulsarlo fuera del Donbass y de Crimea. Esto también podría llevar a una escalada, con una amenaza de Rusia de usar otros sistemas de armas, incluso nucleares. Y eso podría llevar a los líderes occidentales a buscar cautela a la hora de entregar aviones de combate adicionales, por ejemplo", apuntó.

"La guerra no es estática, sino dinámica. Mucho depende del resultado de las ofensivas y, de acuerdo a eso, veremos un aumento de los paquetes de ayuda militar o una interrupción de los mismos. Así que, en ese sentido, los próximos dos o tres meses van a ser importantes", concluyó.

Por su parte, Osmolovska, que trabajó para la Cancillería y la Presidencia ucraniana, indicó que su país "espera y está preparado" para esta probable nueva ofensiva rusa.

"Siguiendo los acontecimientos reales en el campo de batalla, podríamos decir que los rusos no están teniendo mucho éxito. No tienen suficientes recursos concentrados en el este y en el sur para hacer una campaña ofensiva exitosa y conseguir romper la línea del frente", confió.

"Hasta ahora, nos hemos defendido firmemente en la línea del frente a la espera de recibir más ayuda militar en forma de artillería pesada y otro tipo de armamento, y entonces allí será el momento oportuno para realizar la contraofensiva", manifestó.

De acuerdo a su análisis, el escenario con más probabilidades de ocurrir es que las fuerzas ucranianas logren hacer retroceder a Rusia hasta la situación previa al inicio de la invasión del 24 de febrero del año pasado, lo que llevaría a los aliados occidentales a presionar a Kiev para negociar la situación en la península de Crimea, anexada por Moscú en 2014, y en el Donbass, región parcialmente controlada desde ese año por sectores prorrusos.

Te puede interesar
IMG_8483

Mi abuelo era menotista

Franco Muñoz
Opinión 05 de mayo de 2024

Me enteré del fallecimiento de Menotti mientras sacaba fotos en un partido de fútbol de mi pueblo, Despeñaderos. Su pérdida me llevo a recuerdos de mi infancia, pero también del presente.

Ranking
fmi-jpg

Sin acuerdo: el FMI desmintió a Caputo

Redacción SN
Política 12 de julio de 2024

La directora de comunicaciones del organismo, Julie Kozack, contradijo al titular de la cartera de Economía durante una conferencia de prensa en Washington y aseguró que no existe un nuevo acuerdo con Argentina

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email