Luego del escrache, Catalina obtuvo su licencia de conducir

martes, 21 de enero de 2020 · 11:54

El viernes pasado, circuló en numerosos grupos de Whatsapp el audio de Gisela Schwab, tía de Catalina Falabella Schwab, denunciando un supuesto caso de discriminación en la Municipalidad de Alta Gracia cuando la joven fue a sacar el carnet de conducir. Se trataba de una renovación de una licencia B1 –la categoría de carnet que se otorga habitualmente para conducir automóviles, camionetas y casas rodantes motorizadas cuyo peso no exceda los 3500 kilos- obtenida en la localidad de Villa del Prado. Sin embargo, según la denuncia de la familia Schwab, al momento de otorgarle el carnet, la inspectora responsable de hacerlo se lo negó e indicó que Catalina debía realizar un examen de aptitud. La joven tiene una discapacidad, ya que nació con parte de un brazo y una mano menos.

“La persona que me atendió no me lo quería dar. Me dijo que tenía que hacer una prueba escrita, o sea el teórico y también el práctico. Era la renovación nomás, yo ya sé manejar. Conduzco cualquier auto: el que tengo ahora es con caja automática, pero sé manejar el manual o cualquier otro. Y me lo dijo de una manera en la que yo me sentí mal, porque a una persona que va a renovar el carnet y no tiene la discapacidad que tengo yo, no le piden eso. Mis hermanos lo renovaron acá en Alta Gracia y no les solicitaron examen, solamente se lo renovaron” explicó Catalina a Sumario Noticias.

El motivo de la discusión, según informaron desde la Municipalidad, fue que la joven requirió la renovación de la licencia B1 y en el Área de Tránsito le informaron que por su discapacidad, le correspondía el registro F. Esto corresponde a automotores con una descripción de adaptación de acuerdo con la discapacidad de su titular. El viernes, Catalina se retiró sin su licencia y su madre y su tía viralizaron audios escrachando a la inspectora que se habría negado a entregarle el carnet. Además, la familia asegura que hay una denuncia radicada en el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI).

El lunes, Catalina regresó al Área de Tránsito de la Municipalidad de Alta Gracia a continuar el trámite. “Fui con la concejal Amalia Vagni y con el secretario General y de Ambiente, Roberto Urreta, y gracias a ellos me dieron el carnet” expresó a este medio. Finalmente, la licencia que la joven obtuvo es la de clase F, que en su caso la habilita a conducir cualquier automóvil con caja automática.

Comentarios

POLOS PRODUCTORES, PRECIOS EN PUERTA y COMUNA DIVIDIDA - 7x7 24 de enero - Sumario Noticias