Zoonosis: sin veterinarios no hay salud pública

"El Covid-19 dejó latente la posibilidad del surgimiento de nuevas pandemias, no sólo por la ingesta de alimentos contaminados, sino también por contacto con animales enfermos", el autor nos alerta sobre la implicancia de la salud animal en la salud pública post pandemia.

Opinión 06 de julio de 2023 Por Osvaldo Rinaldi*
veterinario-vacunando-vaca-salud-animal-lider-resitencias-antibioticos-nivel-mundial-216630630571

(Télam) El 6 de julio de 1885 el químico francés Louis Pasteur logró aplicar la primera vacuna contra la rabia. Desde hace algunos años, por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud, esa fecha quedó establecida como el Día Mundial de las Zoonosis. El objetivo de esta jornada es continuar educando a toda la población bajo la premisa de que la prevención de enfermedades en los animales no solo protege su salud, sino también la de las personas.

El auge que atraviesan las enfermedades de origen animal establece a los veterinarios en un rol determinante como agentes sanitarios, principalmente para los que forman parte de la cadena productiva.

En consonancia con esto último surge la resignificación del concepto de Salud pública, ya no vista sólo como la salud de los seres humanos, sino también animal; esto ubica a los profesionales veterinarios en un lugar preponderante en el esquema sanitario, por ser los responsables de la sanidad animal e inocuidad alimentaria.

El Covid-19 dejó latente la posibilidad del surgimiento de nuevas pandemias, no sólo por la ingesta de alimentos contaminados, sino también por contacto con animales enfermos. Los recientes casos de triquinosis e influenza aviar en nuestro país y los exhaustivos nuevos controles que cada uno significó, no hacen más que confirmar lo dicho anteriormente: sin la presencia de los profesionales veterinarios ya no es posible hablar de salud pública.

En materia de prevención desde la cadena productiva, nuestro rol abarca desde el inicio de la producción de alimentos de origen animal, observando el cumplimiento de las adecuadas condiciones de bioseguridad (instalaciones, ambiente, sanidad, alimentación), la faena, el control bromatológico y posterior certificación de que el alimento es inocuo y que se encuentra en condiciones de ser apto para consumo humano. El riesgo de mantener un proceso de producción sin la presencia de una figura veterinaria a cargo es incalculable.

Algo que grafica a la perfección el nuevo rol de los veterinarios, es que a principios del corriente año la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, firmó oficialmente el decreto que declara a la profesión veterinaria como de interés sanitario, un reconocimiento por el que nuestro Colegio trabajó incansablemente en los últimos años y que sin dudas significó un enorme paso en la necesidad de ser reconocidos como agentes de salud pública.

Convocamos a todos los veterinarios a redoblar sus esfuerzos como garantes de salud, en pos del cuidado de toda la comunidad. Nuestro compromiso seguirá siendo trabajar para afianzar la importancia de los veterinarios en la prevención de las zoonosis potencialmente endémicas, sanidad animal e inocuidad alimentaria, hechos que sin dudas refuerzan el concepto de "Una Salud".

*Médico veterinario, presidente del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires

Te puede interesar
Canilla agua

Anisacate: Incapacidad de gestión y servicios básicos

Por Francisco Marsala
Opinión 03 de abril de 2024

El servicio de agua pasó de bimensual a mensual, con aumentos de hasta el 400 por ciento en la facturación. Hogares que pagaban unos $1.250 de manera bimensual, por un consumo de 15 metros cúbicos, hoy reciben boletas de $14.000 mensuales.

IMG_8483

Mi abuelo era menotista

Franco Muñoz
Opinión 05 de mayo de 2024

Me enteré del fallecimiento de Menotti mientras sacaba fotos en un partido de fútbol de mi pueblo, Despeñaderos. Su pérdida me llevo a recuerdos de mi infancia, pero también del presente.

móviles Seguridad Ciudadana

Alta Gracia: vecinos "justicieros" se enfrentan a los ladrones

Joaquín Gómez Oliverio
Opinión 07 de abril de 2024

Desde febrero, Alta Gracia adhiere a la Ley Integral de Seguridad. Sin embargo, muchos delitos en la ciudad son "resueltos" por civiles que se encuentran frente a los hechos. Ante la grave crisis y el aumento del crimen, no parece haber medidas que den respuestas.

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email