ROUND 154.321

De aquel Watergate a la pulseada de La Bolsa

miércoles, 12 de mayo de 2021 · 17:39

(Sumario Noticias, Villa La Bolsa) El pasado viernes 7 de mayo, la presidenta del Tribunal de Cuentas de Villa La Bolsa, Liliana Flores, formalizó una exposición judicial por la instalación de cámaras dentro de la sala donde funciona el órgano.

Según manifestó la tribuno de cuentas, las autoridades comunales nunca les informaron sobre las características de esa cámara: “Somos un órgano de control autónomo y no podemos permitir ser espiados”.

El episodio remite, simbólicamente, al famoso escándalo del Watergate en los Estados Unidos, que a mediados de la década del ´70 le permitió al diario The Washington Post marcar uno de los mayores hitos en la historia del periodismo y puso fin a la presidencia del republicano Richard Nixon. Aunque claro -como dice Karl Marx al inicio de El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte"La historia se repite dos veces: la primera como tragedia, la segunda como parodia".

Aquel escándalo norteamericano fue escalando a medida que el post iba revelando la participación de la administración Nixon en el robo de documentación y colocación de micrófonos en el edificio Watergate, sede nacional del Partido Demócrata, con el objeto de espiar a la oposición.

Por estas latitudes, los enfrentamientos entre la administración comunal de Villa La Bolsa y su Tribunal de Cuentas, se remiten al estallido de la interna en la desintegrada coalición oficialista, que estalló prácticamente al día siguiente de haber ganado las elecciones por menos de diez votos, comicios de los que días atrás se cumplieron dos años de su realización.

Desde entonces, la munición gruesa entre ambos sectores no se ha tomado vacaciones, en una contienda que tiene a Flores y a la Presidenta Comunal, Verónica Diedrich como estrellas principales,

“Hace tres semanas nos encontramos con una cámara, que en principio entendimos que sólo captaba imágenes. Nos pareció bochornoso que no se nos hubiera informado como corresponde, es una falta de ética y responsabilidad. Cuando personas que trabajan dentro de la Comuna nos dijeron que tuviéramos cuidado porque esas cámaras tenían micrófonos, nos sorprendimos aún más”, aseguró Flores.

“Pusimos cámaras en varias dependencias de la comuna por cuestiones de seguridad. Las cámaras se compraron con micrófonos, porque venían así, pero están desactivados”, aseguró Diedrich y confirmó que se seguirán colocando estos dispositivos en la comuna. “Hay carteles que indican que hay cámaras filmando. Todo está en regla y dentro de la ley, porque nosotros trabajamos con transparencia. Dentro del lugar donde funciona el Tribunal de Cuentas hay documentación muy valiosa, y la intensión es protegerla, nadie puso las cámaras por ellos, me parece una locura que digan eso”, se defendió Diedrich.

Al ser entrevistada en el programa Juntos a la Par, Flores no aclaró qué delito está denunciando, pero indicó que las actuaciones sumariales fueron asentadas en la subcomisaria de Anisacate.         

Además, la tribuno de cuentas explicó que a fines de abril se pidieron explicaciones por nota, solicitando saber “quiénes son las personas que nos están espiando y para qué lo están haciendo” y aseguró: “es gravísimo porque somos un órgano de control. Nunca se nos contestó, pero después de la nota que presentamos agregaron carteles que alertaban sobre la presencia de las cámaras”.

Con respecto a la relación con las autoridades del Tribunal, Diedrich fue contundente: “de parte de ellos no hay comunicación. Nosotros nos quisimos acercar a dialogar y no lo permitieron, pero la verdad es que tenemos las puertas abiertas. Están mintiendo y para poder dialogar hace falta hablar con la verdad. Nosotros tenemos todo en claro, todo en orden. Ellos tienen que controlar las cuentas y no lo están haciendo. Si quieren presentar proyectos y construir juntos son bienvenidos, pero lo único que hacen es presentar notas y así es muy complicado”.

Tironeos por una u otra asamblea, denuncias de manipulación de firmas, exposición pública de datos personales de empleados, denuncias de violencia institucional y ahora, presunto espionaje político... Mientras el oficialismo fracturado se desangra en una pelea que promete prolongarse hasta 2023, la expresidenta y actual Secretaria comunal, Elisa Martínez, podría dedicarse al te canasta y ahora -cámaras mediante y en vivo y en directo- disfrutar round a round por TV. Sin embargo, la referente del PRO tiene otra preocupación: una denuncia judicial por un presunto desfalco de más de seis millones de pesos en perjuicio de la Comuna.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios