“Yo soy mi sueños, ¿y vos?”

El pluriverso ricotero de los “Fundamentalistas del Aire acondicionado” pasó por Jesús María y fue algo más que un grito efímero

Opinión 06 de agosto de 2023 Franco Muñoz Franco Muñoz
Casi hipnótico
Foto: Day Ravelo

(SN; Jesús María) Para este tipo de encuentros uno suele estar premeditando la cosa muchos días antes, a tal punto de resucitar viejos recitales vividos. Viene a ser como una especie de tarea obligatoria que no sabe de lugares ni de horarios, porque si de estar manija se trata, hasta en los espacios más inoportunos suenan esos temazos que hacen sentir el flujo de sangre que corre en el interior. Pero sin dudas lo mejor, o mejor dicho, el punto de inflexión ocurre el día del recital. En la calle o en la casa de amigos uno ya siente ese aroma ahumado que lo invade durante más de diez horas: es la previa y siempre está ese fueguito encendido esperando el asado. 

Llegamos a Jesús María alrededor de las 18, después de un viaje de una hora desde Carlos Paz. Los colectivos de larga distancia están todos estacionados sobre la avenida colindante a las vías del ferrocarril, donde se concentra todo ese pluriverso ricotero infinito: previas en la calle con temas sonando desde un parlante o escenarios improvisados de jóvenes emulando la voz del Indio Solari y la guitarra de Skay Belinson; banderas sobrevolando las cabezas de las multitudes flameando al ritmo del corazón, hondeando, luzca el sol o no; artesanos exhibiendo sus remeras pintadas a mano, una mejor que la otra y todos y cada uno agradeciendo la visita a su puesto; jóvenes caminando alrededor de las vías, sin un punto fijo, con sus casacas de los clubes oriundos de su provincia, en los que se ve “PR” pintado del color de sus banderas, porque el fanatismo es así, todo está relacionado, a tal punto de que uno empieza a cranear que todo aquello tiene algún sentido dirigido hacia uno mismo, que se yo, por ejemplo uno tiene puesta la remera de Oktubre y se calza el piluso del xeneize con Román haciendo el “Topo Gigio” y se cruza a otro loco con la campera de Rosario Central que tiene estampado al Indio cantando “El Infierno está encantador” en La Plata, y después cae la piba que tiene puesta la remera que conseguimos en el recital de Olavarría en 2017, cuando compramos dos iguales, son obras de aerografía de dos artistas de los cuales no recordamos el nombre, pero la añoramos de tal forma que sentimos a ciencia cierta que nunca estaremos lejos si mantenemos esa reliquia del rock, encendidos en el fuego más ardiente del mundo, porque ella es la más linda del amor que un tonto ha visto soñar.  

El pogo más grande del mundo, como ven, empieza antes. 

Ya adentro la cosa es increíble, uno cree que el tiempo se detiene y el show demora, pero cuando menos te das cuenta ya estas pechando a todos hacia atrás para formar ese círculo vacío donde ir corriendo y gritar desde lo más profundo del corazón el himno que te trajo hasta aquí, en un cuerpo hambriento veloz. 

La lista de temas es una locura: 

1- Porco Rex 

2- Porque será que dios no me quiere 

3- Tatuaie 

4- Martinis y Tafiroles 

5- Tarea fina 

6- Noticias de ayer 

7- Rock yugular 

8- Fuego, Fuego 

9- La marcha que debía 

10- Había una vez 

11- Charro chino 

12- El que la seca la llena

13- Babas del diablo 

14- Ciudad Baigón

15- Rezando solo 

16- Te voy a atornillar 

17- Ladrón de mi cerebro 

18- Templo de Momo 

19- Pabellón Septimo

20- La pajarita pechiblanca

21- Amar....Sanar 

22- Mi genio amor 

23- Nueva Roma 

24- Ángel Amateur 

25- Juguetes perdidos 

26- Queso Ruso 

27- Un tal Brigitte Bardot 

28- Ya nadie va a escuchar tu remera

29-Flight 956 

30- Jijiji

Uno podía intuir ese comienzo arrollador del Indio cantando “Porco”, de hecho había señales, tales como la gráfica de los buzos y remeras oficiales de la banda, en los que se estampaban cerdos gigantes. Yo sabía que tenía que comenzar así y acerté entre tantas opiniones que teníamos. Por ejemplo, si bien a Pancho y a Pau no les importaba tanto la canción de inicio, solo pedían dentro suyo que suene el inédito de “Mi genio amor”, que grabaron con sus celulares saltando abrazados, y Laura quería escuchar a Deborah Dixon y su versión de “Es hora de levantarse querido”, pero no se puede quejar, sobre todo porque desde esa garganta blusera se escucharon unos temazos que ahora mismo están buscando salida, pero el eco interior del organismo lo retiene contra toda fuerza natural. Si a mí me pedían una opinión previa tiraba “Nadie va a escuchar tu remera”, y sonó, tal es así que fue el mejor pogo de la noche, donde me quedé sin aliento contradiciendo a la letra de este himno que procura cuidarlo hasta el infinito, pero para mi tranquilidad puedo decir que allí me encontraba. 

Qué decir del arte gráfico puesto en escena. Esa pantalla de fondo en el escenario proyectaba imágenes que sobresalían y a uno le generaba la sensación de que eran figuras protagonistas junto a los músicos: los reyes y emperadores cerdos de Porco Rex eran como humanos conocidos, su mirada aún genera ese saqueo de los sueños; o las proyecciones del Indio en los temas que puso su voz, en algunas se lo vio muy joven, como fantasmas de juventud, pero siempre dejando jirones de su vida, su cautelosa libertad, su risa infiel. Debe ser como dice el escritor Marcelo Figueras en el prólogo del libro de letras “La vida es una misión secreta” del Indio Solari: “Por más acostumbrados que estemos a pensar en el Indio como un hombre de palabras, lo cierto es que siempre ha sido un artista visual”. Y eso se ve siempre en Los Fundamentalistas, uno se queda impactado por esa psicodelia de las imágenes y las canciones, todo hace juego, todo es una misma cosa, como las camisetas de los clubes mezcladas con Los Redondos conjugando en uno mismo y proyectando, quien sabe, la alineación planetaria del presente y el futuro, porque, como dice “Tatuaje”, “Yo soy mi sueños, ¿y vos?

Maldición, fue un día hermoso.

Muchas gracias Indio, muchas gracias Fundamentalistas.

*Foto: la autora es Day Ravelo y fue extraída de la cuenta de Instagram de Los Redondos en fotos

Te puede interesar
IMG_8483

Mi abuelo era menotista

Franco Muñoz
Opinión 05 de mayo de 2024

Me enteré del fallecimiento de Menotti mientras sacaba fotos en un partido de fútbol de mi pueblo, Despeñaderos. Su pérdida me llevo a recuerdos de mi infancia, pero también del presente.

móviles Seguridad Ciudadana

Alta Gracia: vecinos "justicieros" se enfrentan a los ladrones

Joaquín Gómez Oliverio
Opinión 07 de abril de 2024

Desde febrero, Alta Gracia adhiere a la Ley Integral de Seguridad. Sin embargo, muchos delitos en la ciudad son "resueltos" por civiles que se encuentran frente a los hechos. Ante la grave crisis y el aumento del crimen, no parece haber medidas que den respuestas.

Canilla agua

Anisacate: Incapacidad de gestión y servicios básicos

Por Francisco Marsala
Opinión 03 de abril de 2024

El servicio de agua pasó de bimensual a mensual, con aumentos de hasta el 400 por ciento en la facturación. Hogares que pagaban unos $1.250 de manera bimensual, por un consumo de 15 metros cúbicos, hoy reciben boletas de $14.000 mensuales.

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email