Fútbol: murió Beckenbauer, leyenda alemana alcanzada por el Fifagate

Fue, sin dudas, uno de los más grandes futbolistas de la historia. Campeón del mundo como jugador y como técnico. El Fifagate lo alcanzo con el escándalo de la organización del mundial 2006, justamente el Alemania y el ídolo reconoció que había cometido "un error". Tenía 78 años.

Deportes 08 de enero de 2024 Redacción SN
Franz Beckenbauer campeón small

(Télam) La leyenda alemana Franz Beckenbauer, campeón mundial de fútbol como jugador y director técnico con el seleccionado de su país, falleció a los 78 años, informó este lunes su familia en un comunicado.

“Con profunda tristeza anunciamos que mi esposo y nuestro padre, Franz Beckenbauer, falleció pacíficamente mientras dormía ayer domingo, rodeado de su familia. Les pedimos que puedan llorar en silencio y abstenerse de hacer preguntas”, fue el mensaje emitido por la familia.

El "Kaiser" atravesaba un deterioro de salud "significativo", según reflejaron los medios periodísticos de su país en el último tiempo. Su partida se produce 48 horas después de la muerte de otra gloria del fútbol planetario: el brasileño Mario Zagallo, único tetracampeón mundial en la historia.

En el panteón de los grandes del fútbol, Beckenbauer emerge como una de las figuras más trascedentes del Siglo XX, con un legado que abarca décadas de contribuciones tanto como futbolista de élite como estratega magistral.

Nacido el 11 de septiembre de 1945 en Múnich, Beckenbauer forjó su destino en el deporte rey desde temprana edad. Su ascenso comenzó en el Bayern Múnich, donde, a mediados de la década de 1960, se consolidó como uno de los defensores más destacados de su generación.

Por visión táctica, elegancia en el juego y capacidad para liderar desde la línea de fondo, Beckenbauer se ganó el mote de "Kaiser" (Emperador), una referencia que años después adquirió Daniel Passarella en el fútbol argentino. En su tiempo con el Bayern, conquistó tres títulos de la Bundesliga y tres Copas de Europa consecutivas (1974, 1975 y 1976), lo que marcó una huella imborrable en la historia del gigante del fútbol alemán.

Pero el momento de máxima gloria en su carrera de jugador le llegó en la Copa del Mundo de la FIFA 1974, siendo capitán de la selección alemana. En su propio país, Beckenbauer lideró al Die Mannschaft hacia la victoria, segunda de la historia tras la conseguida en Suiza '54.

En la final disputada en el Estadio Olímpico de Múnich, Alemania le ganó a la "Naranja Mecánica" de Johan Cruyff y coronó un título en el que Beckenbauer tuvo una destacada influencia en la cancha, tanto en su función como defensor sólido como líder indiscutible de un equipo que también incluía a figuras de la talla de Gerd Müller.

La versatilidad de Beckenbauer le permitió jugar en diferentes puestos de la cancha, hasta despeñarse como clásico número 10. En 1977, después de una larga trayectoria en el Bayern, dio el salto al fútbol estadounidense para unirse a los New York Cosmos de la North American Soccer League (NASL).

Su llegada no solo marcó un hito para el fútbol en Estados Unidos, sino que también consolidó su estatus como embajador global del deporte.

A lo largo de su carrera, acumuló premios individuales que subrayan su excelencia en el deporte, incluyendo el Balón de Oro (1972 y 1976) y cuatro veces el título de Mejor Futbolista Alemán del Año (1966, 1968, 1974 y 1976).

En el '66 fue también elegido el mejor futbolista del Mundial de Inglaterra e integró el XI ideal como también en México '70 y Alemania '74.

Tras su retiro como jugador en Estados Unidos, luego de un paso por Hamburgo, Beckenbauer desarrolló una exitosa carrera como entrenador, siempre apoyado en su cualidad innata de líder. Comenzó sin experiencia en el seleccionado nacional y lo llevó hasta la final del Mundial México '86, que perdió ante la Argentina de Diego Maradona y Carlos Bilardo.

Ese mérito lo mantuvo en el cargo hasta la siguiente cita en Italia '90, en la que se cobró revancha ante Argentina, aportando la tercera estrella mundial para el fútbol germano.

Dirigió también al Olympique de Marsella y naturalmente al Bayern Múnich, con el que ganó la Bundesliga 1994 y la Copa de la UEFA dos años más tarde. Su capacidad para gestionar equipos y adaptarse a las circunstancias tácticas le granjeó reconocimiento en la élite del fútbol europeo.

Además de sus éxitos en el banco de suplentes, Beckenbauer desempeñó un papel destacado en la organización de eventos futbolísticos de renombre. Fue nombrado presidente honorario del Bayern y titular del Comité Organizador de la Copa Mundial de la FIFA 2006 en Alemania.

En el día de su partida, la comunidad futbolística rinde homenaje a un gigante del fútbol mundial, que dejó una huella imborrable en la historia del fútbol mundial y cuyo legado perdurará como inspiración de generaciones futuras.

Te puede interesar
Talleres Boca amistoso 20240120

Fútbol: a Talleres le faltó definición y lo pagó caro

Redacción SN
Deportes 21 de enero de 2024

Perdió 2 a 1 en el Kempes. Fue el último amistoso antes del comienzo de la Copa de la Liga. En el xeneise la novedad fue el regreso del uruguayo Edison Cavani. Jugaron ante unas 40 mil personas, con hinchadas de ambos equipos.

River Argentinos Copa de la Liga 20240128

Copa de Liga: River se desinfló y Argentinos se lo empató

Redacción SN
Deportes 28 de enero de 2024

Jugaron en el Más Monumental colmado, en la primera fecha de la Zonas A. El colombiano Miguel Borja abrió el marcador para River y el volante Santiago Montiel señaló la igualdad para Argentinos, en los minutos finales del encuentro.

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email