Nicolás "Pocho" Gutiérrez: "El de Loan es un caso muy similar al nuestro"

El padre de Dieguito Gutiérrez, niño desaparecido hace 26 años cerca de la Bahía del Biguá, contó cómo se encuentra y el impacto que el caso Loan tuvo en su experiencia y en la búsqueda de su hijo. Pocho encontró varios paralelismos en los casos.

Entrevistas 27 de junio de 2024 Redacción SN
WhatsApp Image 2024-06-27 at 10.58.20
Padres de Dieguito Gutiérrez

(SN; Alta Gracia) En una entrevista con Juntos a la Par, programa de Siempre Radio 93.3, Nicolás "Pocho" Gutiérrez, padre de Dieguito Gutiérrez, compartió detalles sobre la desaparición de su hijo y cómo el reciente caso de Loan Peña trae a la memoria la angustia vivida desde aquel fatídico 17 de agosto de 1998. La desaparición de Dieguito, un niño de seis años, sigue siendo un misterio, y su familia continúa luchando por respuestas y justicia.

Nicolás "Pocho" Gutiérrez: "De a poco nos fuimos resignando"

El caso Loan también retrotrae al misterio de Vanesa Zamora, la niña de ocho años desaparecida el 17 de marzo de 1992, seis años antes que Dieguito. Aquel día, Vanesa salió de su casa en calle Rivadavia hacia una despensa ubicada al otro lado del arroyo, desapareció en el trayecto. La hipótesis principal fue la de un rapto, pero jamás se supo la verdad ni encontraron a la niña.

Vanesa Zamora cumple 36 años y la incógnita continúa

Al igual que con Loan, se sospechó de policías, parientes y vecinos, pero en el ida y vuelta la madre denunció el mal accionar de la justicia, que no llamó a declarar a quien debían declara y muchos se mantuvieron en silencio.

 A su vez, Nicolás "Pocho" Gutiérrez observa paralelismos inquietantes entre ambos casos (Loan y Dieguito), especialmente en cuanto al manejo inicial de las investigaciones. Al igual que con Dieguito, la familia de Loan ha experimentado negligencias y fallas en los operativos de búsqueda, lo que trae a la memoria de Nicolás los errores cometidos hace 26 años. "El caso de Loan es un caso similar al nuestro, en particular de la desaparición sino en la búsqueda que se está haciendo en mal manejo de la policía de la justicia. Es un caso muy similar al en cuanto a la búsqueda", expresó Gutiérrez, subrayando la importancia de aprender de estos errores para evitar que otras familias sufran la misma angustia.  

En nombre de las infancias perdidas

La Desaparición de Dieguito

El 17 de agosto de 1998, feriado nacional por el paso a la inmortalidad del General San Martín, Dieguito Gutiérrez desapareció mientras disfrutaba de un día de picnic con su familia cerca de la Bahía del Biguá. Nicolás recuerda cómo, en un momento de distracción mientras preparaban la comida, su hijo simplemente se desvaneció. "Es como si la tierra se lo hubiera tragado", comentó Pocho.

Fallas en la Investigación

Nicolás criticó duramente la respuesta inicial de las autoridades. Según él, la policía no actuó con la prontitud ni la seriedad necesarias. "La policía debió haber detenido e interrogado a todas las personas presentes en el área", afirmó. Además, lamentó que no se utilizaran perros rastreadores de inmediato y que las personas sospechosas en el lugar no fueran investigadas adecuadamente.

Sospechas y Dudas

La familia Gutiérrez tiene sospechas sobre una pareja que estaba en el área el día de la desaparición. Pocho recuerda cómo esta pareja se fue apresuradamente cuando Dieguito desapareció, lo cual él considera altamente sospechoso. "Lo extraño es que dejaron una carpa en pleno invierno, lo cual no tenía sentido", mencionó. La policía investigó a esta pareja, que luego se mudó de la ciudad, pero nunca se obtuvo información concluyente.

La Búsqueda de Justicia

Después de casi 26 años, la búsqueda de Dieguito sigue siendo una herida abierta para su familia. Nicolás explicó que la causa ha pasado por varios fiscales, y actualmente está en manos de Diego Fernández. Sin embargo, la pandemia detuvo el progreso de la investigación. La familia se mantiene en contacto con las autoridades con la esperanza de avanzar en la búsqueda.

Parálisis y Dolor

Nicolás expresó el dolor constante de no saber qué le pasó a su hijo. Comparó su situación con otros casos de desaparición que han recibido más atención mediática y acciones rápidas por parte de las autoridades. "Preferiría saber qué pasó, incluso si la verdad es dolorosa, porque la incertidumbre es insoportable", confesó.

Reflexión y Esperanza

La familia Gutiérrez sigue esperando un cierre, ya sea encontrando a Dieguito vivo o sabiendo su destino final. Nicolás hizo un llamado a las autoridades y a la sociedad para que se tomen más en serio estos casos y se actúe con mayor rapidez y diligencia. "Espero que lo que le pasó a mi hijo no le pase a ningún otro niño. Necesitamos que los políticos y las leyes protejan mejor a nuestros niños", concluyó.

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email